5 Consejos para elegir un ordenador orientado a diseño gráfico

¿Quieres adentrarte en el mundo del diseño gráfico y no tienes claro qué tipo de ordenador necesitas? Normalmente, a la hora de decidirse por un ordenador para  este tipo de disciplina, el error más común es errar la potencia que necesita.

A priori, puede parecer que procesar imágenes, capas o modelos 3D no requiere tanta potencia como, por ejemplo, en los ordenadores gaming. Sin embargo, nada más lejos de la realidad. Vamos a ver porqué y ofrecerte una serie de consejos y consideraciones a la hora de elegir tu ordenador pc para diseño gráfico.

consejos para elegir un ordenador optimizado para diseño grafico

>>>>> ANUNCIO <<<<<

Descubre toda la variedad de modelos y marcas en sillas gaming

<< ¡Descarga la guía gratuita para montar tu propio PC paso a paso! >>

El diseño gráfico es una de las actividades que más recursos consumen y más potencia requieren de un ordenador. Aquí debes diferenciar entre el concepto de que tu ordenador sea capaz de ejecutar y mover aplicaciones gráficas y de que sea capaz de permitirte sacar el 100% de esas aplicaciones.

Aunque lo cierto es que cualquier PC (o un Mac en su caso) relativamente modernos pueden ejecutar sin problemas las aplicaciones de diseño gráfico más comunes, si tu intención es trabajar a un nivel profesional y de mayor complejidad, procesando modelos 3D,  llevando a cabo archivos de imagen multicapa y elementos gráficos como imágenes y videos de alta resolución, probablemente se te quede corto.

Y es que utilizar herramientas como la suite de Adobe (Photoshop, Illustrator, Premiere, etc) u otras aplicaciones gráficas o de modelado 3D como Rhino,  3D Studio, Pixel Image, Gimp… demandan de tu hardware unos requisitos determinados si quieres trabajar de forma ágil.

Además, de un tiempo a esta parte, las aplicaciones de diseño gráfico ya no solamente se sirven del procesador para llevar a cabo el trabajo, sino que se apoyan en las tarjetas gráficas modernas y tecnologías como el procesamiento paralelo CUDA tanto para las operaciones simples como los modelados, deformaciones y filtros complejos.

Eso sin mencionar la curva muy creciente de demanda de memoria RAM del sistema, especialmente cuando se trata de archivos de mayor tamaño o que cuentan con muchas capas, vectores, etc. En el momento en el que la aplicación no disponga de la memoria suficiente para las operaciones, se produce un acceso al disco duro, lo cual ralentiza las operaciones en tus proyectos.

Precisamente es el disco duro otro de los aspectos de mayor relevancia, puesto que contar con un disco de estado sólido o SSD en lugar del tradicional disco mecánico, agiliza enormemente la carga de archivos.

Has de tener en cuenta también las necesidades de movilidad que tu trabajo vaya a exigirte, de modo que deberás elegir entra la opción más adecuada en rendimiento de sobremesa o portátil. En los últimos años, los portátiles han evolucionado hasta alcanzar potencias similares o cercanas a un sobremesa, lo que te permitirá más maniobra en la elección, siempre que tengas en cuenta las limitaciones intrínsecas de un ordenador portátil, tales como la capacidad de la batería o el coste de igualar el rendimiento de un sobremesa.

pc orientado a diseño grafico

>>>>> ANUNCIO <<<<<

Acapara todo el poder que te ofrecen los productos gaming

Entonces, ¿qué tipo de ordenador necesito?

Como todo en el mundo de la informática, las especificaciones de hardware que vayas a elegir dependerán directamente de dos consideraciones iniciales: en primer lugar, tus necesidades y en segundo lugar el presupuesto del que dispongas.

Lo ideal, como es lógico, sería adquirir un ordenador cuya potencia fuese suficiente como para mover con agilidad cualquier proyecto de diseño gráfico, ya sea imagen, video o multimedia que tengas que afrontar en tu actividad profesional, pero ello implica un presupuesto más abultado.

En caso de que el presupuesto sea ajustado, necesitarás considerar un ordenador que sea capaz de solucionar tus necesidades de diseño gráfico de una forma correcta, aunque el rendimiento no te permita la misma agilidad en el trabajo. A ser posible, es ideal montar un PC con refrigeración líquida para tener una potencia óptima para las tareas de un diseñador gráfico.

En general, una vez delimites las necesidades y el presupuesto deberás tener en cuenta las siguientes consideraciones:

1. Procesador 

En un ordenador para diseño gráfico, la CPU sigue siendo el protagonista principal de las tareas. Si bien las series de procesadores modernos, tanto de Intel como los nuevos Ryzen de AMD ofrecen un rendimiento excelente, los procesadores Intel Core i7 de sexta generación son la mejor opción tanto si vas a construir un sobremesa para diseño gráfico como si vas a adquirir un equipo portátil por necesidades de movilidad.

2. Tarjeta gráfica 

Dadas las características actuales de las aplicaciones de diseño gráfico y el apoyo que realizan en las operaciones  a través de una tarjeta gráfica dedicada, es imprescindible que, ya sea de AMD o NVIDIA con su procesamiento paralelo CUDA, tu ordenador para diseño gráfico cuente con una.

Esto no solo te permitirá acelerar operaciones gráficas y de procesamiento en aplicaciones como Photoshop. After Effects, Premiere, Illustrator, Vegas, etc. sino que la propia integración entre el procesamiento de apoyo de la GPU, el principal de la CPU y las aplicaciones ha evolucionado en los últimos años tanto que la mejora de rendimiento es muy notable si se cuenta con una buena gráfica.

El modelo dependerá de tus limitaciones de presupuesto, pero deberías considerar como mínimo una tarjeta gráfica de las nuevas series RX de AMD o la serie GTX 10 de NVIDIA en sobremesa o portátil para obtener un rendimiento óptimo. Desde Quonty recomendamos la gráfica ATI.

3. Memoria RAM 

En diseño gráfico, memoria RAM para portátil es fundamental. Más incluso que en cualquier otra actividad que vayas a realizar con un ordenador. Imagina que estas componiendo un montaje de After Effects o trabajando con un archivo gráfico en Photoshop o Illustrator de varios GB de tamaño. Sin una cantidad suficiente de RAM,  los procesos, las vistas previas de las operaciones o los accesos implicarán carga del disco duro, lo cual ralentizará enormemente tu trabajo.

Para las aplicaciones de diseño gráfico actuales, 16 GB de memoria RAM son suficientes, menos de 8GB está fuera de consideración por la exigencia de dichas aplicaciones y 32GB sería el óptimo para un rendimiento totalmente eficiente y ágil. Debes buscar coherencia en tu equipo, por lo que la tecnología DDR4 es obligatoria si tu elección ha sido nuestra recomendación, un Intel Core i7 de última generación.

4. El disco duro

Especialmente tras la bajada de precio significativa que han experimentado las unidades SSD en los últimos tiempos, es casi imperativo recomendarte que el disco duro en el que vayas a instalar tu sistema operativo y las aplicaciones gráficas sea un SSD. Debes conocer las alternativas de las que disponen en cuestión de las diferentes clases de discos duros internos que consigan potenciar las prestaciones de tu Pc. Si tu pasión es el mundo apple también tienes la opción de conseguir un disco duro para imac con las mejores garantías.

No solo porque ahora mismo los discos de 256GB a 512GB hayan bajado significativamente su precio sino porque la agilidad con la que moverán tus aplicaciones es inmensamente mayor que la de los discos mecánicos, que si bien te permiten más capacidad a menor coste, ralentizarán enormemente tu trabajo, al ser de media unas 10 veces mas lentos que un SSD actual.

En el caso de que tengas que optar por un ordenador para diseño gráfico portátil, la opción de un SSD como disco externo para aplicaciones es también las más recomendable.

5. Pantalla

A nadie se le escapa que si bien es posible trabajar en diseño gráfico con una pantalla pequeña, con un panel sencillo o una resolución baja, quizás no sea lo más recomendable. Primero porque el área de trabajo a resoluciones inferiores a 1920×1080 es muy reducido y segundo porque el poder ver con detalle tus proyectos sin tener hacer esfuerzos visuales o constante zoom agilizará enormemente tu trabajo. Por tanto nuestra recomendación es que adquieras un monitor de un mínimo de 24″ a 1920×1080, siendo lo idóneo a partir de 27″.

En caso de los portátiles, por sus características intrínsecas, te recomendamos que elijas el tamaño de pantalla más alto que permita un mínimo de resolución 1920×1080. 

monitores para diseño grafico

Conclusión

Partimos de la base de que no existe una configuración ideal o tipo para un ordenador dedicado a diseño gráfico dadas las variantes que existen en función de los presupuestos disponibles y las aplicaciones que se vayan a utilizar.

Sin embargo, ya seas un profesional del diseño que quiere renovar su equipo o alguien que se está iniciando en el mundo del diseño gráfico profesional, si sigues las recomendaciones y aspectos a tener en cuenta a la hora de elegir los componentes que te hemos proporcionado, podrás conseguir ensamblar un ordenador para diseño gráfico a medida, perfecto para ti.

¿Y tú que opinas? ¿Qué PC utilizas para diseño gráfico? ¡Ponlo en los comentarios!

guia para montar pc paso a paso

Artículos relacionados